Preguntas frecuentes

Accede a toda la información que necesites para solucionar tus dudas en torno al registro de marcas. Si en las Preguntas Frecuentes no quedan satisfechas tus dudas puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro chat, formulario de contacto o teléfono.

La marca es el signo de identidad que permite a tu empresa distinguir tus productos y servicios de los de tu competencia. Logotipo, envases de producto, hologramas y sonidos, entre otros, pueden registrarse como marcas.

Todos ellos tienen en común la capacidad de servir para que tus clientes y potenciales clientes te identifiquen.

Registrar una marca sirve para conseguir la titularidad sobre el signo distintivo que se protege. Al registrar nuestra marca:

  • Podemos evitar imitaciones o copias indeseadas por parte de nuestra competencia o de terceros que puedan hacer un uso indebido de nuestra marca.
  • Construimos nuestra identidad con toda garantía, evitando tener que renunciar a ella en eventuales conflictos con terceros.
  • Consolidamos nuestra marca, consiguiendo la exclusividad de nuestro distintivo en el mercado.
  • Ganamos un activo de propiedad industrial con valor de mercado que se puede comercializar.
  • Las palabras o combinaciones de palabras, letras o cifras y sus combinaciones (por ejemplo, el nombre de tu empresa, producto o servicio.
  • Las imágenes, figuras, símbolos y gráficos. Tu logotipo entraría dentro de este grupo, así como cualquier otra imagen que identifique el producto o servicio.
  • Las formas tridimensionales. Es posible registrar los envoltorios, los envases o la forma de un producto.
  • Los sonidos, como por ejemplo un jingle o un sonido característico asociado al producto o servicio.
  • Cualquier combinación de los signos o medios anteriores, además de archivos multimedia, de movimiento y de color.
  • Signos que no sean distintivos, es decir, que no sirvan para diferenciarte.
  • Signos genéricos. Por ejemplo, no podemos registrar la marca “Pizza” para comercializar este tipo de comida.
  • Signos descriptivos, como meras indicaciones de tipo geográfico, de calidad, etc.
  • Signos que generen confusión o que puedan considerarse engañosos.
  • Cualquier signo contrario a la Ley o al orden público.
  • Formas inherentes al producto al que representan.
  • Algunos signos protegidos como banderas, escudos, etc.
  • Los que se hayan convertido en designaciones habituales del producto o servicio (p.e. tablet o kalimotxo).
  • Denominaciones de origen, indicaciones geográficas, términos tradicionales de vinos o especialidades tradicionales garantizadas, así como obtenciones vegetales registradas.

El nombre comercial es el signo o denominación que sirve para identificar a una empresa y distinguirla de otras que desarrollan actividades parecidas o iguales. La marca, sin embargo, sirve para distinguir los productos y servicios de cara a los consumidores.

Ambos tienen en común que se protegen mediante títulos otorgados por el Estado que ofrecen a sus titulares el derecho de utilizarlas en exclusiva. Difieren, aparte de en la naturaleza de lo que protegen, en que el nombre comercial no puede extenderse internacionalmente como sí es el caso de la Marca (marca internacional y marca de la Unión Europea), sino que debe registrarse país por país y siguiendo las leyes y particularidades de cada territorio.

La vigencia de una marca es de diez años desde la fecha de su solicitud, pero se puede renovar tantas veces se desee, siempre que realices los trámites oportunos y se abonen las tasas correspondientes.

La Clasificación de Niza es un acuerdo internacional para la clasificación de productos y servicios dentro de un sector mercantil. Las marcas se pueden registrar dentro de una de estas clases, de varias, o de todas las que existen. Identificar cuáles son las más adecuadas es fundamental para obtener el registro y también para que éste sea sólido y coherente.

Estas son las 45 clases disponibles dentro de la Clasificación de Niza, aplicable tanto a marcas en España como en la Unión Europea:

  1. Industria química.
  2. Pinturas, tintas, lacas, colorantes.
  3. Cosmética, productos de limpieza.
  4. Aceites y grasas para uso industrial.
  5. Productos farmacéuticos.
  6. Metales.
  7. Maquinaria y herramientas mecánicas.
  8. Herramientas de mano.
  9. Aparatos e instrumentos científicos y eléctricos
  10. Aparatos e instrumentos médicos.
  11. Luces, calefacción, refrigeración, secado.
  12. Vehículos.
  13. Armas de fuego.
  14. Joyería y metales.
  15. Instrumentos musicales.
  16. Material de oficina / Papelería.
  17. Plásticos y cauchos.
  18. Productos de piel o imitación de piel.
  19. Materiales de construcción no metálicos.
  20. Muebles y decoración.
  21. Utensilios de uso doméstico/Culinario.
  22. Cuerdas, lonas, toldos textiles.
  23. Hilos (uso textil).
  24. Tejidos y sucedáneos; ropa de hogar.
  25. Ropa, calzado, sombreros.
  26. Artículos de mercería.
  27. Alfombras y revestimientos.
  28. Juguetes, videojuegos, artículos deportivos.
  29. Alimentos y bebidas de origen animal.
  30. Alimentos y bebidas de origen vegetal.
  31. Productos de la tierra y el mar no procesados.
  32. Cerveza y bebidas y refrescos sin alcohol.
  33. Bebidas alcohólicas (excepto cerveza).
  34. Tabaco, artículos para fumadores.
  35. Publicidad, administración y gestión.
  36. Seguros, financiero, inmobiliario.
  37. Servicios de construcción.
  38. Telecomunicaciones.
  39. Transporte, embalaje, almacenamiento, viajes.
  40. Tratamiento de materiales.
  41. Educación, entretenimiento, cultura y deporte.
  42. Servicios científicos, tecnológicos y de investigación.
  43. Servicios de restauración.
  44. Servicios médicos, higiene y belleza.
  45. Servicios legales y de seguridad.

Marca Española. En condiciones normales, el procedimiento para la obtención de la Marca Española es de entre 5 y 6 meses y en el caso de la Marca de la UE, entre 4 y 5 meses. Sin embargo, incidencias como posibles oposiciones sobre tu marca pueden prolongar el procedimiento en el tiempo.

Es posible que, mientras se tramita una solicitud de marca, otras marcas presenten oposición sobre tu solicitud por considerarla similar a la suya. Esto no significa que, necesariamente, la marca vaya a ser denegada, pero será necesario presentar un escrito de contestación y argumentar los motivos por los que tu marca tiene derecho a ser registrada.

Tras presentar tu solicitud de marca, ésta es sometida a un examen inicial y posteriormente publicada. Es en ese momento en el que comienza el plazo de presentación de oposiciones. Se trata de un periodo el que otras marcas tienen derecho a oponerse a tu solicitud de registro en caso de que la consideren idéntica o parecida a la suya. El periodo se prolonga durante dos meses en el caso de Marca Española y tres en la UE.

Es importante saber que el hecho de recibir una oposición no implica necesariamente la denegación de la solicitud. Se puede contestar a las oposiciones y argumentar los motivos por los que tu marca debe ser concedida. SINGULAR TM puede redactar y presentar escritos de oposición por ti.

El suspenso se produce cuando la oficina receptora de una solicitud de marca rechaza provisionalmente su registro. Esto puede suceder por varios motivos, como por ejemplo, que haya algún defecto en la solicitud que presentaste o que otra marca se haya opuesto.

Suspenso con modificación de productos y servicios:

En este caso la OEPM o la EUIPO consideran que la descripción de productos y/o servicios no se adapta a la Clasificación de Niza y requiere especificar el tipo de producto y/o servicio. Al igual puede darse el caso de que un producto o servicio no esté bien clasificado, lo que puede conllevar el pago de una tasa de clase adicional. Además, en la OEPM, al contestar este suspenso, es necesario abonar una tasa de modificación.

Suspenso por oposición:

El solicitante ha recibido una oposición de un tercero que considera que la nueva marca perjudica sus derechos prioritarios, es posible contestar a este suspenso y posteriormente la OEPM o la EUIPO decidirán sobre el caso.

Suspenso por prohibiciones absolutas:

La OEPM o la EUIPO consideran de oficio que la marca solicitada no cumple con los requisitos a los que obliga la ley, normalmente suelen ser suspensos por falta de distintividad debido a que la marca es descriptiva de la actividad (ver ¿Qué no puedo registrar como marca?).

Igualmente, en OEPM se puede dar una combinación de estos tres motivos de suspenso al mismo tiempo.

La solicitud de una marca no implica necesariamente su obtención por parte del solicitante. Para lograr el registro, la solicitud debe ser aprobada por la oficina correspondiente (Oficina Española de Patentes y Marcas, Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea), que la denegará si no cumple con los requisitos necesarios o si bien un tercero se ha opuesto a nuestra solicitud con argumentos consistentes.

El pago de la solicitud de marca se realiza en el momento de la contratación, a través de tarjeta de crédito, o bien con posterioridad, mediante una transferencia bancaria. Una vez se haya abonado el importe a SINGULAR TM, se pondrá en marcha tu solicitud y no tendrás que volver a realizar pagos con posterioridad.

¿SIGUES TENIENDO DUDAS? CONTACTA CON NOSOTROS

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Registra tu marca ahora

Diferénciate, protégete y posiciona tu marca.
Nosotros te ayudamos a conseguirlo.

INICIAR REGISTRO AHORA