Protección de la Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual

Diferencias entre Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual

Ene 10, 2020 | Business, EUIPO, Marca, Marca Renombrada, Propiedad Industrial, Propiedad Intelectual, Registro de marca, similitud de marca | 0 Comentarios

Una de las diferencias más importantes entre Propiedad Industrial e Intelectual está en cómo adquieren su protección.

La Propiedad Industrial se protege mediante su registro oficial, mientras que la Propiedad Intelectual se refiere a obras que pueden ser protegidas por derechos de autor, por su originalidad (cuando no son copias de otras) y por su fijación en algún tipo de soporte, es decir, no es necesario su registro para protegerlas contra copias o apropiaciones indebidas, aunque siempre es recomendable.

¿Cómo diferenciar la Propiedad Intelectual de la Propiedad Industrial?

Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas. [1]

A esta conocida frase de Víctor Hugo podemos añadirle que estas ideas, sin su plasmación y consecución correcta, no son nada. Esto es lo que ocurre con los derechos que se generan a raíz de la protección por propiedad intelectual y/o industrial.

Ahora bien, para obtener beneficios y proteger nuestra propiedad intelectual y/o industrial y evitar que nos la copien, primero hemos de saber qué tenemos y luego, usar el cauce adecuado para registrarlo y protegerlo. Las ideas por sí solas no se protegen, ¡ojo!

¿Es lo mismo la propiedad intelectual e industrial?

En España no, porque se distingue entre ambos conceptos por los diferentes derechos que conllevan.

En los países anglosajones el concepto de propiedad intelectual es muy amplio y abarca ambos conceptos.

¿Qué es la Propiedad Intelectual?

Entendemos como Propiedad Intelectual aquella creación original ya sea literaria, artística o científica, expresada por cualquier tipo de medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro.

¿Qué quiere decir esto?

Que la Propiedad Intelectual son obras que pueden ser protegidas por derechos de autor, por su originalidad (cuando no son copias de otras) y por su fijación en algún tipo de soporte.

Una característica diferencial que presenta la Propiedad Intelectual, frente a la Propiedad Industrial, es que se obtiene protección sin que sea necesario, aunque sí recomendable, su previo registro. Libros, canciones, obras de arte, su misma creación original es suficiente para considerar a alguien escritor, músico o artista. Todo, fijado en algún soporte.

Otra diferencia es la duración de la protección, que en el caso de la Propiedad Intelectual es durante la vida del autor + 70 años tras su muerte.

Ejemplos de obras de propiedad intelectual: El libro de “El Quijote” de Cervantes, la canción de “Sweet Child O’ Mine” de “Gun N’ Roses o el cuadro de “Guernica” de Pablo Picasso:

PROPIEDAD INTELECTUAL Y PROPIEDAD INDUSTRIAL

¿Qué es la Propiedad Industrial?

En cambio, la Propiedad Industrial es un conjunto de derechos que requieren por lo general ser registrados para proteger a su creador. Nombres comerciales, marcas, diseños industriales, patentes, modelos de utilidad, en términos generales, aunque puede dividirse más esta clasificación y tener matices.

¿Qué es la Razón o Denominación Social de una empresa?

La denominación social es el nombre oficial por el cual se conoce a una empresa, identifica por tanto a una persona jurídica, es obligatorio para actuar en el tráfico mercantil, está sujeta a una serie de derechos y obligaciones, y se tiene que solicitar ante el Registro Mercantil.

A su vez, esa empresa puede tener a su nombre varias marcas o nombres comerciales distintos. Por tanto, se diferencian principalmente en que son registros que implican funciones distintas.

¿Qué es una Marca? ¿y qué es un Nombre Comercial?

Una marca es un signo que sirve para identificar y distinguir productos o servicios y puede ser de distintos tipos, siendo las más sencillas las que son simplemente una palabra o conjunto de palabras, o las mixtas o figurativas, es decir, las que vienen acompañadas de una imagen o logo.

En cambio, los nombres comerciales son signos que identifican a una empresa y su actividad y la diferencian en el tráfico mercantil de las que desarrollan actividades idénticas o similares.

Principales diferencias

  1. Como hemos adelantado, el nombre comercial identifica las actividades de una empresa principalmente, mientras que la marca es un signo que puede abarcar más productos y/o servicios que los propios de la empresa.
  2. La marca puede extenderse vía de la Unión Europea o vía internacional, cosa que no es posible con el nombre comercial.

Nosotros normalmente recomendamos la marca por las posibilidades que abre para futuro, y dado que el coste es el mismo pero la protección que se puede obtener es mayor, a nivel de productos, servicios, y territorialmente hablando.

 

Ejemplo:

Una marca tiene por tanto un aspecto cuantitativo y cualitativo superior a la razón social y al nombre comercial.

¿Durante cuánto tiempo protege el registro?

Tanto la marca como el nombre comercial, una vez se conceden, obtienen una protección de 10 años que puede renovarse indefinidamente, mientras que la duración de la razón social es para siempre.

¿Qué es un diseño industrial?

En cuanto a los diseños industriales, el valor del producto se enfoca en la apariencia externa, la forma o estética, es decir, lo que hace el producto atractivo y deseable para el público. Por tanto, las ventajas es que hacen que los productos de una empresa sean más atractivos y les dan un valor adicional, haciendo que sean más competitivas.

Por ejemplo, el ya conocido por todos diseño industrial del IPHONE se solicitó en 2010 y supuso toda una revolución en cuanto al estilo de teléfonos móviles.

Los de APPLE lo hicieron a fin de evitar que posibles terceros copiaran su diseño, y para el caso de hacerlo, tener herramientas para reclamarles. Protegieron tanto su marca, como el diseño industrial del producto.

Por tanto, la principal diferencia con la marca es que el diseño industrial es un plus que se puede obtener siempre y cuando el diseño sea novedoso y posea un carácter singular, dotando por tanto a la empresa de un valor añadido, mientras que la marca permite identificar los productos o servicios. Son, por tanto, derechos que pueden acumularse y que generan distintos beneficios.

¿Qué son las Patentes y los Modelos de Utilidad?

De forma simplificada podemos distinguirlas ambas por lo que conocemos como “invenciones mayores” e “invenciones menores”. Una patente, es un producto, procedimiento, aparato o dispositivo técnico nuevo que sirve para solucionar un problema técnico. Por ejemplo, un fármaco o la bombilla, de Thomas Edison.

Para concederse una patente, se tiene que analizar si es novedosa y si existe ya algo parecido en el “estado de la técnica”, es decir, si la invención ya se conocía o se pudo conocer fácilmente. De concederse, la protección es de 20 años.

En cambio, un modelo de utilidad, es un tipo de invención que consiste en una nueva forma, configuración o disposición de elementos de un artefacto, herramienta, instrumento, mecanismo u otro objeto o parte de los mismos. Estos deben permitir un funcionamiento mejor o alternativo, proporcionando nuevas utilidades, ventajas o efectos técnicos que antes no tenía. En general puede afirmarse que son invenciones de carácter mecánico. Su protección es menor, 10 años.

Ejemplo clásico, la fregona:

PROPIEDAD INTELECTUAL Y PROPIEDAD INDUSTRIAL

Cuando se concede una patente o un modelo de utilidad, lo que implica es que su creador tiene un derecho exclusivo a usarlas e impedir a otros que las usen sin su permiso, por ejemplo, que otros empleen la misma fórmula del fármaco solicitado como patente para lucrarse. A cambio, la patente o modelo de utilidad se publica en la oficina respectiva y está accesible a cualquier persona la información al respecto.

Propiedad Industrial e Intelectual

Conclusiones:

  1. Denominación social de una empresa, propiedad intelectual, propiedad industrial, son conceptos distintos que engloban diversos derechos y obligaciones, pero todos ellos pueden ser compatibles entre sí.
  1. Podemos tener un nombre que identifique a nuestra empresa y muchas marcas registradas a su nombre, o incluso, pedirlas a nuestro nombre como personas físicas y como ya dijimos, también a nombre de varias personas.
  1. El registro es necesario si queremos darle un valor añadido a nuestra empresa de algunos derechos de propiedad industrial como la marca o el nombre comercial.

¡Hazlo ya¡

[1] Victor Hugo, escritor francés, 1802-1885, conocido por entre otras obras, Los Miserables.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?