PATENTAR IDEA MARCA

Cómo patentar una invención en España

Abr 26, 2021 | Sin categorizar | 0 Comentarios

“Voy a patentar una idea en España”, “voy a patentar mi marca” … Estas son algunas de las frases que a menudo escuchamos en relación con las “buenas ideas” pero ¿se puede patentar una idea? ¿qué requisitos son necesarios para poder “patentar”? ¿Podemos patentar las marcas marca?

Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa.

Mark Twain, escritor y periodista estadounidense.

Para poder hacer una mejor aproximación, vamos a comenzar explicando qué significa patentar, y cómo el uso de esta palabra asociado a las marcas es incorrecto.

El uso común de esta palabra asociado con la protección de las marcas es incorrecto. Ya hablamos de ello en nuestro blog y comentamos que es habitual usar, de forma errónea, esta palabra para hablar de “solicitar o registrar una marca”.

La frase “voy a patentar mi marca” es incorrecta, la protección de una marca nunca se puede obtener a través de una patente, para ello será necesario solicitar su registro como marca.

¿Qué significa entonces patentar?

La RAE, Real Academia Española, acerca de la palabra “patentar”, nos indica lo siguiente:

  1. tr. Conceder y expedir patentes.
  2. tr. Obtener patentes de propiedad industrial.

Lo relacionan estrechamente con la patente. Así llegamos a la siguiente pregunta:

¿Qué es una patente?

Una patente es una invención.

Legalmente, una patente es un título que reconoce el derecho de explotación, en exclusiva, de la invención patentada, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular.

Una patente impide la copia de una invención, la protege frente a terceros y le otorga a su dueño el monopolio para su comercialización por un plazo establecido legalmente, para fomentar la innovación.

¿Cualquier invento es patentable?

  1. Para que un invento pueda llegar a obtener una patente tiene que cumplir 3 requisitos:

1) Que sea una invención nueva a nivel mundial.

2) Que implique una actividad inventiva (no es algo tan obvio como puede parecer).

3) Que la invención sea susceptible de aplicación industrial

¿Cuánto tiempo dura una patente?

En términos generales, la patente garantiza el monopolio del invento patentado, en el mercado, durante 20 años desde su solicitud.

Patente Vs Modelo de Utilidad

Además de las patentes, existen otras fórmulas para proteger nuestras invenciones, como pueden ser los modelos de utilidad. Conocidos como los “hermanos menores” de las patentes, los modelos de utilidad suponen un coste menor y requisitos más accesibles. El procedimiento de concesión y plazos de protección son también menores en comparación a las patentes.

Muchos inventos que no llegan a cumplir los requisitos para ser patentados encuentran una alternativa a la protección en los modelos de utilidad.

Las diferencias más significativas entre las patentes y los modelos de utilidad son:

  • Ambas son invenciones, pero su plazo de protección es distinto. El derecho de exclusiva de las patentes es de 20 años, mientras que, para los modelos de utilidad, es de 10 años.
  • El requisito de actividad inventiva es menos riguroso para conseguir un modelo de utilidad.
  • Un modelo de utilidad dota de “utilidad” precisamente a algo ya creado, una mejora.
  • El modelo de utilidad no existe en todos los países, mientras que las patentes son consideradas a nivel mundial.

Algunos ejemplos de patentes y modelos de utilidad muy conocidos:

Patentes Modelos de utilidad
El teléfono Fregona
La bombilla Dispositivo imantado para sujetar gafas
El submarino Paleta ligera para pintar
Impresora en 3D Sistema desinfección por luces UV

 

Conclusiones:

Después de esta breve aproximación al mundo de las patentes podemos resumir las siguientes ideas:

  1. Las marcas no se patentan, se patentan las invenciones si cumplen los estrictos requisitos para ello.
  2. Patentes y modelos de utilidad comparten requisitos para su obtención, pero se diferencian en plazos de protección, procedimiento, costes, modalidades excluidas y finalidad.
  3. Lo que no logra ser una patente podría ser un modelo de utilidad, pero no a la inversa, al ser los requisitos más rigurosos.

Finalmente, si has llegado hasta este punto y te has dado cuenta de que lo que necesitas es registrar tu marca y las diferentes opciones que tienes para hacerlo… ¡no lo dudes y contáctanos!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?